3 Septiembre, 2019

Más allá del costo: Lo que diferencia un equipo corporativo de uno para el hogar.

El mercado de los equipos de cómputo es tan diverso y variado que las opciones en configuraciones, diseño y precio pueden llegar a ser incontables. En la actualidad existen equipos corporativos y de consumo para todos los gustos y estilos, pero más allá del diseño del equipo es la capacidad la que nos debe interesar.

En cuanto a cómputo, existen dos segmentos de mercado ya definidos, la línea de consumo y la línea corporativa. En la línea de consumo encontramos todos los equipos que encontramos en un retail o un almacén de grandes superficies.

Computador de consumo

Son equipos que tienen estilos más lujosos y que puedes encontrar en diferentes colores y modelos. Generalmente están diseñados para tener un funcionamiento continuo no mayor a 4 horas.

La otra cara es la línea de equipos corporativos, son equipos diseñados para el trajín de las empresas. Equipos que están pensados para ser resistentes y aguantar el alto tráfico.

¿Pero, cuáles son sus diferencias esenciales?

En el siguiente cuadro comparativo podrás ver las diferencias más destacadas entre un equipo corporativo y uno de consumo:

Diferencias entre un computador corporativo y uno del hogar

Otras diferencias sustanciales son:

Resistencia:

Los equipos corporativos son diseñados con una resistencia mucho más alta, tanto en sus materiales como en sus componentes. De tal forma que son equipos que vienen adaptados para el alto tráfico, brindando más seguridad tanto del equipo como de la información.

Un ejemplo de este tipo de características son las especificaciones militares que sólo cumplen los equipos corporativos de Lenovo llamados Think.

Tamaño:

Normalmente, los equipos de consumo son más grandes y pesados que los empresariales, pues no hay una necesidad alta movilidad y transporte, contrario a lo que sucede en el caso de los negocios. Además los equipos corporativos están fabricados generalmente con materiales más livianos como el aluminio y el magnesio.

Equipos corporativos

Garantía:

Los equipos corporativos vienen generalmente con una garantía de 3 años, esto debido a la calidad de sus componentes y la resistencia de los materiales. A diferencia de los equipos de consumo donde la garantía varía entre 6 meses a 1 año, con un equipo corporativo tendrás la tranquilidad de tener un equipo con un funcionamiento asegurado por un mínimo de 3 años.

Funcionamiento:

Los computadores de consumo están diseñados para tener un uso continuo promedio de 4 horas, cuando se excede este tiempo el computador suele ponerse lento y a sobrecalentarse. Los equipos corporativos están diseñados para tener un trabajo continuo superior a las 12 horas, sin afectar su rendimiento ni eficiencia.

Equipo corporativo

En conclusión, los equipos de consumo están diseñados para el entretenimiento y el trabajo ligero y los equipos corporativos son máquinas robustas, con más rendimiento y una batería preparada para el trabajo continuo.

Con estos tip te ayudamos a diferenciar la calidad de un equipo corporativo a uno de consumo, así sabrás de que forma estás invirtiendo tu dinero a la hora de adquirir una máquina. Si quieres tener una consultoría personalizada puedes agendar tu visita aquí, o contactarnos a través de nuestro chat web y/o formulario web.